Reducir tiempos y minimizar riesgos son aspectos que el cliente pone en valor a la hora de preparar un evento.

Esta semana hemos empezado las pruebas de nuestro siguiente estudio Mapping, operación que nos permite disminuir la duración de montaje y ajustes. Hemos empezado por crear un modelo 3D a escala en pequeño formato que nos deja ver contornos, caras y aristas. Mediante esta parte de preproducción hacemos un estudio pormenorizado.

Cuando tenemos un mapeado del conjunto pasamos a proyectar sobre el objeto para ver incidencias de luz, los ángulos, colores y distintos planos.

Lo que en un primer momento parece un coste, pasa a ser una inversión en el siguiente paso. Tomar tiempos de instalación, medir ángulos de incidencia y apuntar distancias de proyección da como resultado una idea clara del montaje que vamos a acometer.

 

¡Una vez esquematizada la técnica, comienza la diversión!

Ya con programas de edición realizamos una programación Ad-Hoc con creatividad. Efectos, flases, imágenes que impacten y dejen al espectador boquiabierto.

En definitiva, un tiempo bien empleado!!!

 

Pin It on Pinterest

Share This